Llegó el esperado día. 24 de mayo de 2019. La casa salesiana de Soto del Real festejaba, con una vitalidad desbordante, a María Auxiliadora.

Desde el inicio de la jornada hasta la tarde-noche fue un continuo sucederse de actividades de muy variado tipo. La Eucaristía para toda la Comunidad educativo-Pastoral y la Parroquia, olimpiadas, veladas, castillos hinchables, procesión, etc.

Unos ojos que por vez primera se han posado en cómo se celebra esta fiesta en Soto del Real, se fijan admirados en:

       –  Unos educadores que dieron lo mejor de sí, hasta la extenuación en no pocos casos, por hacer de este día algo especial.

       – Un pueblo que se volcó a través de mil gestos llenos de cariño hacia la Madre de Dios.

       – Una imagen de don Bosco que por primera vez acompañaba con gran orgullo a María.

      – Una sensibilidad especial para captar que Dios está detrás de todo…amando, cuidando, sonriendo…

     – Unos niños, adolescentes y jóvenes alegres, felices y orgullosos de estar en una casa salesiana y de poder expresar que aman a la             Virgen.

La fiesta de María Auxiliadora fue otro regalo de Dios a todas las personas que formamos parte de Salesianos Soto del Real.

(Puedes acceder al álbum de fotos de la fiesta aquí.)