Este año se celebre el quinto aniversario de la muerte de uno de los hombres con más talento de toda la historia. Leonardo da Vinci, maestro del Renacimiento italiano. El genio nació en 1452 en la villa toscana de Vinci. Hijo ilegítimo de un rico notario florentino y de una campesina vivió con su madre hasta los cinco años, luego su padre se lo llevaría con él a Florencia donde se formaría en el taller de Andrea del Verrocchio.

Como hombre de su época, su trabajo versó en muy diversas materias, es difícil clasificar en algo concreto: pintor, inventor, escultor, arquitecto, ingenio, botánico, anatomista, astrónomo, poeta, matemático, filósofo…fue un hombre polifacético y avanzado a su tiempo.

Murió en Mayo de 1519 en Amoise, Francia, y para celebrar su prodigiosa vida, en el Colegio «Salesianos-El Pilar», hemos organizado varias exposiciones especiales por todo el colegio para recordarlo. Los alumnos han investigado técnica, artística y científicamente su obra, para reproducir sus grandes inventos, dibujos y cuadros del artista a través de maquetas cuadros e interpretaciones personales, incluso imitando el envejecido de los papeles tiñendo con la técnica del café.

Por supuesto Italia celebrará por todo lo alto este aniversario con 78 grandes eventos en numerosas ciudades del país, y una de las más completas será Leonardo da Vinci: Dibujando el futuro, en los Museos Reales de Turín.

Curiosamente el compatriota de San Juan Bosco en las miles de páginas de sus cuadernos, Leonardo recogió sus investigaciones sobre distintas discipolnas como la anatomía, la mecánica o la óptica.

Se conservan más de seis mil páginas de los cuadernos de Leonardo. Contienen miles de dibujos y gráficos acompañados de textos deliberadamente crípticos; por ejemplo, algunos fragmentos están escritos de derecha a izquierda de modo que han de leerse con un espejo.

Ha sido tal la repercusión en nuestros alumnos al conocer al gran genio, que hemos realizado una obra gigante cubista basada en la «Última Cena» aún por terminar. Mencionar que «imitar» a los grandes forma parte del desarrollo del ingenio, la creatividad, la autonomía personal y psicomotricidad fina de nuestros alumnos.

Y para terminar, añadiremos como broche final una de las muchas frases del gran genio y muy inspiradora: «Así como el hierro se oxida por falta de uso, también la inactividad destruye el intelecto»

Gracias a todos por vuestra participación.

                                                                                                                                                                                                        Equipo ARTES